APOYO Y ASESORAMIENTO A CUIDADORES DE PERSONAS CON DEMENCIA

Manejo de alteraciones de conducta (agresividad, inquietud, deambulaciones etc). Cuidar de una persona con demencia es una tarea muy complicada y agotadora física y psicológicamente. Existen formas de hacer más llevadera la labor del cuidado con pequeños trucos en el manejo de las llamadas alteraciones de conducta.

Mejora de la Comunicación con la persona enferma. Una de las mayores frustraciones que siente en ocasiones el cuidador es la dificultad en la comunicación con la persona cuidada. Nadie nace enseñado y hay formas de poder comunicarse con ellos, aprendiendo y conociendo más la enfermedad.

Grupos de autoapoyo. La persona que cuida muchas veces se encuentra poco comprendido por el entorno,encontrar un lugar donde poder compartir experiencias y sentimientos con personas que han pasado o están pasando por situaciones parecidas es un ejercicio muy potente de alivio psicológico.

Cuidado emocional del cuidador. Las personas cuidadoras también necesitan ser cuidadas y acompañadas emocionalmente. La carga que soportan en muchas ocasiones les sobrepasa.

Deja un comentario

Abrir chat
Powered by